Cómo lo de prometer y no cumplir no va mucho conmigo (ahora saldrá alguien y me dejará mal diciendo lo contrario, gracias) paso de comprometerme con propósitos para cumplir en este año que está a punto de empezar. Así que simplemente, me limitaré a pensar y a hacer un listado de las cosas que me gustaría hacer, los lugares que me gustaría visitar, las personas que me gustaría ver, etc. sin presionarme demasiado porque luego, pasa lo que pasa: mala conciencia por no haber cumplido practicamente ni uno de esos propósitos que, eso sí, con toda la buena fe del mundo, una se hace. El año pasado más o menos lo hice así y no me ha ido tan mal. Supongo que cuando estás en la situación en la que yo estaba el año pasado, lo único que se puede pretender es salir de ahí porque peor no te puede ir y lo único que te queda es subir o, al menos, tirar pa'lante. ¿Para qué vamos a ponernos el listón tan alto?

Por eso este año, simplemente manifiesto que, para el año 2009 ME GUSTARÍA...

- Cuidarme un poco más (estéticamente)
- Cuidarme un poco más (alimentariamente)
- Cuidarme un poco más (deportivamente)
- Cuidarme un poco más (intelectualmente)
(Se acabaron las de salud)
- Impulsar,promover, potenciar, hacer realidad HSonora
- Encontrar trabajo (aunque no es un propósito si no un deseo, una necesidad)
- Ser menos "ordenada"
- Visitar a mis amigos en Londres
- Visitar a mi familia de Valencia
- Hacer un viajecito con mi niño (tal vez un inter-rail)

Pero esto sólo son unas cuantas cosas que me gustaría hacer el año que viene. Unas podré cumplirlas, otras no, otras no tendré más remedio que hacerlas, otras me muero si no las cumplo... Pero creo que lo más importante es tener ganas de hacer cosas nuevas, de tener proyectos, deseos de mejora, inquietudes y necesiades. Si no ¿De qué viviríamos los incorformistas? O en general, el ser humano...


Feliz año a todos y que seais capaces de cumplir todos vuestros proyectos o al menos intentadlo, porque también es precioso morir en el intento.
Hoy ya estoy de vacaciones
Fum Fum Fum
pero sin comer turrones
Fum Fum Fum
Con mi niño cenaré
requetebién, requetebién
y mañana para Barna
a comer todos en casa
Fum Fum Fum

Para mi las fistas navideñas desde siempre han tenido un sentido muy familiar y festivo, todo muy lejano a una celebración religiosa. Desde pequeña, las Navidades para mi han significado viajar desde Valencia a Barcelona para ver a mis abuelos, tíos y primos y pasear por una ciudad diferente a la que yo vivía. Además, hacíamos algo que el resto de mis compañeros de clase no hacían: Cagar el Tió. Siempre se encargaba mi tío Antonio y lo hacíamos en casa de mi abuela Maruja, aunque siempre se le olvidaba meter algún regalo debajo de la manta y siempre le pillábamos o teníamos que volvernos a esconder para no ver cómo ponían los regalos debajo de la manta. Este año, después de muchos años, volveremos a cagar el tió aunque sea el día de Navidad ya que yo en Noche Buena no estaré.

Para mi este año las Navidades son más especiales que nunca o al menos lo más especiales que yo recuerdo que hayan sido. He pasado muchas semanas fuera de casa sin ver a los míos y me apetece reunirme con ellos, celebrarlo y pasarlo bien. Aunque en mi familia, cualquier excusa es buena para juntarnos, pegarnos una buena comilona y beber cava, jugar al trivial después de comer y hacer una sobremesa interminable. Tengo la suerte de tener una familia con la que me llevo genial y de la que estoy muy orgullosa. Para mi, como ocurre con mucha gente, las reuniones familiares navideñas no supone tirarse trapos sucios hace mucho tiempo, sacar viejas redencillas entre hermanos, primos y sobrinos. A mi no me ocurre eso y por eso, me gusta estar con ellos para Navidad.

Además, este año tendré también en barcelona a la otra parte de mi familia: A mi padre, a Sofía y a Sonia a los que nunca veo porque viven lejos y ahora podré pasar unos ratitos con ellos.

En definitiva, vuelvo a casa por Navidad y os deseo a todos unas felices fiestas. Al menos tanto como lo serán las mías. Nos vemos a la vuelta.
El otro día descubrimos paseando por Malasaña un café-bar llamado Bukowski Club. Sólo el nombre ya nos llamó la atención pues es uno de los autores favoritos de Jax pero es que además, vimos un cartel que decía que algunos días a la semana hacen recitales de poesía y microrelatos. No teníamos claro si era sólo para profesionales, si se leían las propias obras o las obras de otros artistas, si podía salir todo el mundo o si era sólo para declamadores profesionales. Pero justamente, leí a los pocos días en el Le Cool de Madrid que se iniciaba el ciclo Palabras Habladas. Y por supuesto me interesé por ello, como todo lo que tenga que ver con poesía, relatos y literatura.

Palabras Habladas arrancó el 18 de Diciembre en La Casa de los Jacintos bajo el lema "poesía en directo". Este proyecto, una iniciativa de la asociación cultural Hablar en Arte, se estructura en forma de sesiones donde poetas, microrelatistas y otros artistas de distinta procedencia, siempre trabajadores de la palabra, subirán a escena para demostrar que la poesía y sus actores no sólo tratan de intimidad y recogimiento, sino que hoy en día la poesía tiene una vertiente escénica que goza de muy buena salud en España. Hasta abril de 2009 Palabras Habladas se celebra cada dos jueves al mes a las 21 horas en la Casa de los Jacintos.

Esta primera sesión fue estrenada por Ajo, poetisa madrileña con una fuerte vertiente escénica y personaje clave en la escena nacional. Tras su actuación, se abrió la segunda parte de la noche, en la que los asistentes –poetas o no- tuvieron la oportunidad de subir al escenario a defender sus textos en directo. En este primer jueves del ciclo se contó con la colaboración especial de los participantes habituales de las sesiones de poesía y microrelatos que se celebran semanalmente en el malasañero Bukowski Club.


En cuanto volvamos de nuetras mini-vacaciones en Barcelona, pienso asistir a una de las sesiones y cuando tenga controlado cómo funciona, os informaré de todo y lo más seguro es que me anime a recirtar... y también os lo explicaré.
Por muchos es sabido la afición de mi niño por la cocina. Le encanta cocinar y yo estoy más encantada aún de que le encante. Porque a mi me apasiona la comida y comer pero no tanto cocinar. Y él disfruta cocinando y viendo como yo no me dejo nunca ni una sola miguita en el plato y menos aún si lo ha cocinado él y se ha pasado un buen rato preparándolo. Le gusta inventar platos nuevos, innovar, improvisar e ir probando poco a poco recetas nuevas. Hace unos días, me sorprendió por ejemplo con una delicisa merluza con salsa de queso

Hace unos días en la tele dieron la peli Ratatouille y nos quedamos, como dos niños, viéndola embobados con un bol de palomitas. Y nos entraron ganas de probar el plato que recibe el nombre de esta película de Disney. Al día siguiente quedamos con una amiga para tomar algo y él se fue un ratito antes. Cuando yo llegué, la casa hacía un maravilloso olor a verduritas al horno riquísimo. Pero el sabor era mucho mejor y además, sanísimo. Berenjenas, tomates, calabacines, pimientos rojos y cebollas en láminas, con aceite, ajo y algunas hierbitas. Y al horno. Fácil de preparar, saboroso si lo comes sólo y también como acompañamiento de carnes o pescados. En serio, super fácil de cocinar y muy bueno. Os animo a todos a intentarlo, porque no a todo el mundo le gustan las verduras y esta es una forma original de comerla.
Hace una semana más o menos recibí este mail:

"Publicista y periodista a veces olvidan su pasión por escribir. Y lo peor, se olvidan de ejercitar el arte de la escritura al tiempo que ceden a las rutinas del quehacer diario. Blogs, notas de prensa, artículos periodísticos y entradillas para webs inmobiliarias suplen el lugar de los poemas y los microrelatos, de las historias inventadas y los sueños invertidos. Cierto, la publicista todavía encuentra un hueco para descarrilar su imaginación, pero la periodista se corta las alas y se hace el harakiri literario cada mañana al despertar".

El asunto: Un reto. Es la proposición de una escritora a una aspirante de ello para, cada semana, participar en el concurso literario de microrelatos de Cadena Ser. Para que ni la una ni la otra, nos olvidemos de que, trabajemos en lo que trabajemos, somos lo que somos irremediablemente. Este es el primero de los relatos:

Preguntas sin respuesta

"Si no tuvo usted infancia, oposite para registrador" me suelta, como si yo no tuviera nada mejor que hacer... Ay, espera un momento Mari, que llaman a la puerta. Y de repente se hizo el silencio. Un instante vacío roto por una sucesión infinita de preguntas que no tenían respuesta. Una tras otra, se formulaban al aire y en él se perdían, porque la persona que había entrado en casa no las iba a poder contestar. Era imposible no hacerlas, después de tanto tiempo esperando. Pero ella no sabía que la sola presencia de esa persona, ya las contestaba todas.


Calles de Madrid, noche del sábado.
Tiene suficiente para no dormir.
Bebe el elixir de trago largo
mezclado con gelocatil

Calles de Madrid, no me esperaba
vientos de poniente junto a Jimmy Page.
Tienen que vestir, telas de plata
negritas sin hacerse oir

Desde Las Ventas, hasta Chamberí fumando a medias,
en las calles de Madrid

Cuando despiertas, ya no están aquí.
Nunca revientan
en las calles de Madrid

Calles de Madrid, hasta tu barrio.
Últimas partidas en el futbolín.
Coche para ir, al extrarradio
cantando alguna de Joaquín...

Cuando despiertas, ya no están aquí.
Nunca revientan,
en las calles de Madrid.

Desde Las Ventas, hasta Chamberí,
fumando a medias
en las Calles de Madrid.

Quique González, Kamikazes Enamorados

Parece mentira que ya haya pasado más de un año y parece mentira que al escuchar esta canción, sienta que ya no es un deseo ni una ilusión. Aquí estoy, disfrutando de sus calles, sus gentes, sus colores y sus olores. Su cielo y su infierno, su calor y su frío... pero todo y siempre, a tu lado.

(En el disco esta canción la canta con Rebeca Jiménez pero lo más decente que he encontrado ha sido ese vídeo en el que se le va la pinza en algunos momentos a Quique).
Esta es una de las preguntas que más se formulan durante la época navideña. En estos días de paz, amor y felicidad, tendrán lugar en las cenas y encuentros navideños, amigos (o enemigos) invisibles, regalos de compromiso, de empresa, de la tia-abuela del novio de tu amiga... pero más que un regalo, muchas veces lo que parece es una venganza. ¿Tiene algo en contra tuyo esa persona que te ha regalado ee objetivo indefinido e indescriptible? ¿Qué has hecho tú para merecer eso? y la pregunta clave... Y ahora, ¿dónde lo pongo? Y de esta pregunta se deriva el término para denominar este tipo de regalos (o desgracias): Los Pongo. Pero esta acepción no es nueva. Ya en el 2006, un conocido centro comercial de Barcelona hizo una exposión de pongos en los días posteriores a la Navidad dónde además de poder apreciar esos objetos tan curiosos (por llamarlos de alguna manera) se podían hacer intercambios y botar por el mejor (o peor) Pongo de la exposición. Entonces yo me pregunto: si me quiero deshacer de mi pongo ¿Para qué quiero otro de otra persona? ¿Me gusta el sado o algo así?
Por pongo podemos entender figuritas de cerámica varias (dígase platos de pared, platos con pie, falleras, bailarinas, muñecas diavólicas...), jerseys de colores completamente incompatibles, toallas con puntillas, la foto de los príncipes en una taza, reloj de cuco, una colcha de ganchillo o un juego de copas de color azul eléctrico, etc. O sea, todo aquello un poco kitch que ahora, en el fondo está más de moda que nunca... Será el fín de los pongos ahora que los modernosvintageros están locos por estos articulos, cuanto más viejos mejor y cuanto más inútiles y llamativos mucho mejor.

Os deseo unas felices fiestas y unos felices regalos y que en lugar de pongos, os obsequien con objetos pensados especialmente para vosotros... aunque a lo mejor eso, también es un pongo...
Con los ojos cerrados allí estaban, parados. Con sus manos entrelazadas apretándose con fuerza para sentir que los dos seguían allí y dieron unos pasos al frente. El frío les recorrió el cuerpo desde los pies hasta la cabeza, sabiendo que por el camino, se les quedaría helado el corazón. No imaginaban que sentirían unas finas agujas clavándose en su piel, dejando tatuadas en tinta de sal, las gotas de ese mar de invierno. Miles de recuerdos recorrieron su mente, desde la infancia hasta ese mismo verano en el que por primera vez, disfrutaron del mecer de las olas juntos. Inmóviles, cada uno pensó en su propia despedida. Un poema improvisado que surgía de cada una de las lágrimas que sin querer brotaban de su alma. No pensaban que sería tan duro y sin embargo sabía que tampoco sería fácil. Una dulce melodía les susurraba en los oídos y la memorizarían hasta llegar a recitársela en la lejanía. Abrieron los ojos y se perdieron en el infinito… no veían nada, el inmenso espacio que ante ellos se abría les impedía mirar más allá del horizonte. La humedad se iba clavando poco a poco en sus huesos y sentían un frío que ya conocían: el de la despedida. Sin embargo allí siguieron, haciendo de ese instante una eternidad para sus recuerdos y recrear en una fotografía invisible, la imagen de ese gris pesado y plomizo. El aire les llenaba la cara de miles de gotitas saladas que se quedaban posadas sobre sus mejillas sonrojadas por el frío. Iban y venían… iban y venían… las olas siempre volvían a sus pies descalzos en la orilla, ya hundidos hasta los tobillos. Unos pies que se aferraban a todos y cada uno de los gratitos diminutos que el mar había traído con las mareas siglos atrás. Él contaba: uno, dos y tres… y el agua cada vez llegaba más alto. Ella sin embargo, sólo pensaba en lo inmenso que era y lo pequeña que le hacía sentirse. En esta ocasión ellos se iban como las olas, pero también volverían. No al contar hasta tres, pero volverían. Porque ése era su hogar y era su única forma de vivir su fututo. Ahora, con sus pies hundidos en esa playa ya lo sabían: allí echarían sus raíces, plantados a la orilla de un mar tranquilo y sereno cuna de historia y civilizaciones. Y con las manos aún cogidas igual de fuerte que en el primer instante, respiraron lo más profundamente que la presión que su pecho sentía les permitió. Dejaron pasar hasta sus entrañas ese olor a salitre y tempestades, a velas rotas y alquitrán. Retuvieron, por unos instantes que pretendían ser eternos, el mar en sus pulmones. Y entonces empezaron a soplar, muy lentamente, poco a poco como si no quisieran dejarlo salir de su interior. Su última gota de aire se la guardaron para mirarse. No decían nada, sus ojos hablaban las palabras que su corazón sentía y sus labios no podían pronunciar, para que nunca llegara a salir de sus pulmones, ese último respiro de sal.

... que en euskera significa "Las flores en el monte", es una firma de ropa de origen vasco creada por dos jóvenes de San Sebastián, Xabi Ziriquiain y Víctor Serna. Empezaron haciendo camisetas en 1995 y hoy en día es una de las marcas de ropa informal más famosa que cuenta con tiendas en todo el mundo. Yo no conocía esta marca hasta hace unos años (nunca he controlado demasiado el mundo de las marcas) y de hecho, lo primero que pensé sobre ella fue que era una imitación (muy buena por cierto) de Gurú. Con el tiempo me enteré que había sido Gurú quién les había robado la imagen de la margarita, pues no la habían registrado. Hoy en día ya no sólo hacen camisetas. Ellos han crecido y son padres y sus amigos también y por eso también hacen americanas y ropa de bebé, ropa femenina, etc. Tienen tienda en París, en Barcelona, Melbourne, Madrid y por supuesto en San Sebastián y Bilbao, dónde aún se siguen vendiendo las primeras camisetas que diseñaron. Todo empezó cuando decidieron hacerse sus propias camisetas para las fiestas de la ciudad. Y tuvieron tanto éxito que no pararon de fabricarlas.
Supongo que os habrá sorprendido entrar en este blog, que ya cuenta con más de dos años de existencia, y verlo algo cambiado. Y digo algo porque en realidad sólo hemos ido a la pelu para hacernos un par de retoques de estilo. Donde Habita el Olvido seguirá siendo el mismo de siempre, con mis reflexiones, mis momentos personales, mis dedicatorias para la gente que conozco, mis críticas, etc. Pero he crecido como persona y mi blog también lo ha hecho. Hemos madurado durante este tiempo y muchas cosas nos han pasado. Ahora yo también vivo en otro lugar, en otro entorno, con otras personas y por eso le he dado a este blog, otra apariencia. Pero como digo, sólo es eso, apariencia. Porque la esencia se mantiene y lo hará, esperemos, muchos años más.

Pero como las cosas para hacerlas bien requieren su tiempo (y el de los demás) esto sólo es el principio. Un poco de retoque y poco a poco iremos mejorando. Os pido paciencia y en unos días (espero) estemos listos para presentar la nueva imagen renovada de Dónde Habita el Olvido.

Muchas gracias a mi niño, que está ayudándome y dándome su tiempo en este pequeño cambio.
Aquí es dónde vivo ahora y por cierto, muy contenta por ello. Es uno de los barrios más concurridos tanto de día como de noche (sobre todo) de Madrid. Pertenece al distrito Centro y, para los que no hayáis estado, para los Catalanes en Madrid es como nuestra Gracia particular. Y es curioso porque también se le llama Barrio de las Maravillas (gracias wiki). Hasta ahora en Barcelona vivía en un barrio con mucha historia (que ya os exlpiqué en un post) y me interesó mucho conocerla, pues creo que debemos conocer la historia y las costumbres de allá dónde vivamos, ya sa un país nuevo, cuidad o barrio. Y ahora he hecho lo mismo con Malasaña.

El barrio de Malasaña recibe su nombre de una joven costurera, Manuela Malasaña, que fue asesinada por las tropas napoleónicas en las jornadas de dura represión los días posteriores al levantamiento del 2 de Mayo de 1808. Su acusción fue la "posesión" de armas, la cual eran unas tijeras, propias de su prefesión que llevaba cuando la arrestaron. En Malasaña también está la conocida plaza del 2 de Mayo, que conmemora dicho alzamiento y a los únicos soldados que hicieron resistencia a las tropas francesas. Además, este barrio fue la cuna y dónde se gestó la llamada "Movida Madrileña" en los 70 y 80 y de esa época quedan "garitos" tan conocidos como El Penta y o el Vía Láctea. Y más recientemente en 1999, en la calle Espititu Santo nº 23, murió el gran Enrique Urquijo... En Malasaña también está el Mercado de Fuencarral, conocido por sus tiendecitas de ropa, complementos y todo lo que se te ocurra con un stilo modernoretroundergroundindiepunk. A mi me encanta, siempre encuentras cosillas que valen la pena. Hace años que lo quieren quitar para poner algún megamangozarah&m o algo así pero mira, ahí está resistiendo frente a la globalización que nos hace a todos iguales... En Malasaña lo mismo puedes tomarte un trozo de tarta con te en una pequeña cafetería a media tarde para merendar, que hacer un botellón el sábado por la noche, o unas copas en cualquier local o unas cañas con unas tapitas en un baretillo normal y corriente, o un bermut el domindo por la mañana después del rastro... Es curioso que no hayan supermercados tipo Mercadona o Eroski cerca. Todo son tiendecitas pequeñas de barrio de toda la vida (además de los chinos y pakis claro) especializadas en algo en concreto o que, por lo contrario, tienen de todo. La carne, en la carnicería (de los que ya me he hecho amiga), el pescado en la pescadería, el pan en la panadería, etc. A mi me encanta porque aunque tal vez no hayan tantas ofertas y sea un peliiiin más caro, me gusta fomentar el pequeño comercio, personal y cercano, con mucha calidad y buen trato. Este barrio creo que, en general, respira un cierto aire bohemio y juerguista, de creación cultural y poético, indi-rockero-alternativo-punk que me enamoró la primera vez que paseé por sus calles. Y de eso ya hace más de un año y aquí estoy, empezando una nueva etapa, haciendo de un barrio, nuestro barrio, de una ciudad, nuestra ciudad, de una calla nuestra calle. Y de un piso, nuestra casa, nuestro nido.
Cuando tu cielo se llene
de oscuras nubes negras
me gustaría protegerte
como faro de luna llena

Acunarte entre mis brazos
y sentir como tu cuerpo se calma
entre las sábanas frías
abrazado al calor de mi alma

Traerte la estrella de tu anhelo
y decirte que no hay sueños malos
que sólo con desearlo
todos tus deseos te los traigo

Acariciarte el pelo
cuando crees que todo va mal
y hacerte ver que juntos
podremos bebernos el mar

Protegerte de la lluvia
aunque tu no quieras hacerlo
cantarte nanas de noche
y rock & rolles de día

Y bestirte con mi blanca piel
aunque nunca sientas frío
Hacerte de apoyo y sustento,
la luz que ilumine tu camino

Y llevarte al cielo
de esta cuidad sin estrellas
y traerte la sal en el viento
a esta ciudad sin mareas

Cuando tu cielo se llene
de oscuras nunbes negras
me gustaría cogerte la mano
por el camino de la vida entera

Norma


Fue un necimiento tan especial y tan esperado que no podía ser de otra forma que el mismo día en que nació su madre pero trinta años antes. Hacía mucho frío y duró muchas horas, a mi me despidieron dos días después y yo fui al hospital sin haber dormido después de una noche de fiesta. Posiblemente no recuerde lo que comí ayer pero tengo muy claro lo que cené esa noche y todo lo que pasó. Mi hermana se conviertió en la madre de un niño precioso, divertido y muy muy grande. Han pasado dos años y le he visto crecer y durante esos años he compartido con Bego cosas que nunca había podido compartir antres con ella y que, por supuesto, no podría haber compartido con otra persona. Mi hermana es uno de esos pilares fundamentales en mi vida y Mikel, también. Porque les echo de menos, porque hoy es su cumpleaños (2 y 32) porque me lo paso genial con ellos y porque les quiero como a nadie en el mundo. Y esta canción... ellos saben porqué!!

MUCHAS FELICIDADES MIKEL Y BEGO


Hoy es viernes y nadie mejor lo describe que el gran Monolo García.

Feliz Fin de Semana!!
Árboles de Navidad y adornos varios
Durante estos días empezamos a ver cómo las calles de nuestras ciudades se llenan de luces de colores, árboles navideños, papanoeles con campanas felicitando las fiestas...El Ayuntamiento de Barcelona ha instalado dos árboles de Navidad de acero que se iluminan por medio de una dinamo (sí, como las bicings)cuando se pedalean unas bicis estáticas. Además, esta semana se pondrán en marcha cuatro árboles más en la Ciudad Condal que funcionarán con energía solar. Y aquí en Madrid, aún no he visto ni un sólo árbol de Navidad normal. En la Puerta del Sol han instalado una especie de cono construído con piezas triangulares blancas de aluminio, que reflejan las luces que hay por toda la plaza. Y el año pasado, en una plaza de Nuevos Ministerios instalaron un árbol de Navidad que era un "Come-cocos", con sus fantasmitas, sus bolas y sus pacmans, etc. En mi casa nunca hemos puesto árboles de navidad de verdad porque nos daban pena los pobres arbolitos que después se quedaban muertos al lado de los contenedores porque la gente no los llevaba a ser replantados o no se los quedaba en casa en un tiesto para el año siguiente. Pero, no se si hubiera preferido no poner árbol a poner el que poníamos. Uno de esos de plástico (que huelen a plástico mogollón) que se montan y se desmontan. Aunque no es cierto porque en realidad de pequeños a todos, nos gustaba adornar los árboles de navidad, poner el belén, poner el cagatió con la manta, etc. Yo, que como sabéis soy un poco maniática de los olores, cuando abría las cajas dónde guardábamos los accesorios de un año para otro, salía de allí un extraño olor a plástico y cerrado pero que apra mi era súper característico. Ahora la Navidad llega cuando el Corte Inglés ilumina sus fachadas (aunque en el súper de Barcelona, en el mes de octubre ya vendían turrones)pero para mí, la Navidad llegaba cuando en el puente de diciembre adornábamos la casa. Nunca hemos tenido mucho gusto ni coherencia para hacerlo (perdona mama)y llenábamos la casa de bolas, cintas, lazos y guirnaldas de mil colores (hasta piñas secas gigantes) hasta que se nos acababan los recursos materiales. Cada año comprábamos nueva, eso sí, la coronita de la puerta porque cada año algún pobrecitodesgraciado nos la robaba. El belén lo montabamos en la mesa de cámping, super grande, con río, montañas, huertos, casas y castillos, puentes y animales... toda una obra de ingenieria que vamos...
Yo este año no creo que adorne mi casa (algún detallito le meteré sin que mi niño se entere), porque en reaidad tampoco me apetece. Iré a casa por navidad, como el almendro y esa, mi otra casa, la de siempre, sí estará adornada.

¿Adornaréis vuestros hogares de navidad este año?
...de dulces despertares
...de buenas noches
...de coladas compartidas
...de olvidos de llaves
...de subidas y bajadas
...de jornadas de duro trabajo
...de días de mucha diversión
...de cañas, vinos y tapas
...de apretarse el cinturón
...de fer dissate
...de ¿Qué hacemos para comer hoy?
...de generosidad infinita
...de saber cuándo sí y cuándo no
...de Rac1
... de comprensión
... ...
Y lo celebramos entrando en nuestro nido en Malasaña y un buen vino.
Muchacha ojos de papel,
¿adónde vas? Quédate hasta el alba.
Muchacha pequeños pies,
no corras más.
Quédate hasta el alba.
Sueña un sueño despacito entre mis manos
hasta que por la ventana suba el sol.
Muchacha piel de rayón,
no corras más.
Tu tiempo es hoy.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robare un color.
Muchacha voz de gorrión,
¿adonde vas? Quédate hasta el día.
Muchacha pechos de miel,
no corras más.
Quedate hasta el día.
Duerme un poco y yo entretanto construiré
un castillo con tu vientre hasta que el sol,
muchacha, te haga reír
hasta llorar, hasta llorar.
Y no hables más, muchacha
corazón de tiza.
Cuando todo duerma
te robare un color.

Luis Alberto Spinetta

Hace ya casi un mes que vivo en Madrid pero claro, a mi mail me sigue llegando el Le Cool de Barcelona. Y a mi no me importa porque así me entero de las cosas interesantes que pasan en mi ciudad (porque Barna siempre será mi cuidad).
Y una de las cosas de las que me he enterado hoy leyéndola es que esta semana se cumplen dos años del desalojo de La Makabra. Para los que no sepaís que es La Makabra, era un centro cívico y cultural, circense y okupa del barrio barcelonés del Poble Nou, también conocido como Can Ricart. Además de ser una agrupación circense muy importante y de calidad, era un centro dónde los niños podían aprender artes plásticas, bailes, artes escénicas, etc. y además, promoviendo valores como la paz, el amor, el respeto, la igualdad y la creencia de que un mundo mejor, es posible. Arreglaron la masía de Can Ricart y la hicieron no suya, si no del Barrio, de la cuidad de Barcelona, para así crear un espacio libre y autogestionado para desarrollar todo tipo de actividades como he dicho. Pero hace dos años se produjo un tremendo desalojo (supongo que muchos os acordaréis) y desapareció. Pero el espíritu de La Makabra continúa y sigue siendo una agrupación circense que ensaya en locales que les van dejando o en la calle. Pronto tendrán su centro, también autogestionado, pero para ello han tenido que pasar dos años de protestas, menifiestos y manifestaciones, juicios y más desalojos. El barrio del Poblenou está con ellos y yo, desde el frío Madrid también. Os aconsejo que entréis en su web y leáis El Manifiesto porque de verdad, es muy interesante. Hoy jueves, para conmemorar el desalojo, se realizará un pasacalles popular por el barrio del Poble Nou y una chocolatada. El punto de encuentro es en la calle Ávila nº 176 a las 17.00 horas.
Una de las cosas que tiene Madrid es que sabes cuando sales de casa (y a veces ni eso) pero no sabes cuando vas a volver. Porque salir a "picar algo con unas cañas" se pueden convertir en un desayuno en San Ginés. San Ginés es una placita cerca de la Puerta del Sol, pequeñita y muy mona dónde hay una chocolateria que hacen los mejores churros y porras con chocolate, dicen, de todo Madrid a las 7 de la mañana. Yo no se si serán los mejores pero desde luego, la docena de churros por lo menos que me metí yo solita (más los otros tantos que se fotió Rosa) entre pecho y espalda me supieron a gloria. A esas horas, o eres un borracho o eres un perdido. ¿Y entonces yo que soy? ¿Una borracha? Sí... ¿Una perdida? También... ¿Una borracha perdida?

Aquí os dejo el documento gráfico que nos acredita a la Srta. Rosa Periche y a mi, como las jaladoras oficiales de churros con chocolate (Ay Laurix, qué pena que te rajaras).

El martes por la noche, el Real Madrid fue eliminado de la Copa del Rey frente a la Real Unión de Irún. Y yo estuve allí. No tranquilos, no me voy a convertir en comentarista deportiva ni voy a hacer de este blog un diario deportivo. Sólo es la anécdota. Todo empezó cuando yo estaba con mi amiga Arantza viendo su piso y me llamó mi niño, que cuenta conmigo para todo siempre que puede y em planteó la oportunidad de ir con otros dos amigos a Bernabéu a ver a Madrid. Pues venga, no dicen que es tan grande... pues si que lo es sí. Además, nos tocaron unos asientos de coña desde los que se veía todo genial. Todo salvo los tres primates que teníamos detrás. Pobrecillos (porque lo único que me producen es lástima) no paraban de gritar obscenidades a los jugadores del equipo contrario (como si les fueran a escuchar) y a los aficionados del Irún que estaban 3 gradas más arriba y que por supuesto tampoco les podían oir. Pero allí estabamos comiendo pipas como loros, cuatro catalanes del Barça viendo cómo perdía el Madrid en su propia casa la eliminatoria para la Copa del Rey. Fue curioso no poder celebrar los goles del Real Unión ni cagarnos en los goles de Raúl etc. Lo mejor: La calefacción del estadio y la posterior tortilla del Jose Luis. Lo peor, los monstruos de los Ultra Sur (qué miedo por dios) y sentir que no podíamos gritar Força Barça. Todo un reto pero, el Madrid fue eliminado y yo, estuve allí.
Si hay algo que ha quedado claro desde hace tiempo es que Rafa Pons es uno de mis cantantes favoritos. Tengo su cd, algunas maquetas, he ido a conciertos, veo sus videos de Youtube, etc pero lo que vivimos el miércoles fue una de las experiencias más divertidas, cercanas y motivadoras musicalmente hablando que he tenido en mi vida. Fuimos a uno de sus últimos conciertos (el último aquí en Madrid) que dará antes de que saque su nuevo disco, a una sala muy buena llamada Búho Real. Empezamos la noche con nuestros amigos y unas copas de vino en Chueca y después pal Búho. Allí una mesa en primera fila nos esperaba y con una cerveza en la mano, nos sentamos a esperar. Entre charlas salieron al pequeño escenario de la sala Santi Noriega y Rafa Pons y empezaron a tocar. Y de ahí con la primera canción, "Supongo" que es una de mis favoritas, hasta que terminó el concierto con Mal te veo, fue un rato muy divertido, lleno de canciones de siempre, nuevas, de llorar y de reir... Y todo terminó con una foto de "familia" para el recuerdo y nos fuimos al Costello para hacer la última (o las tres últimas) copa.

Aquí os dejo una de las canciones que estarán en su nuevo disco. Se llama "Algo de tiempo" y es, sencillamente, preciosa.
Bueno, me acabo de dar cuenta de que la última vez que actualicé fue el viernes pasado. Odio esta situación porque creo que nunca había estado tanto tiempo actualizando el blog tan poco... por circunstancias ajenas a mi voluntad, porque no será que no tengo cosas que explicar!! Impresiones de esta ciudad, de mi nueva convivencia, de mi nuevo entorno, amigos, colegas, actividades varias... mil cosas que me hacen reflexionar y me dan motivos para dejaros en este mural los retalitos de mi vida que desde hace más de dos años vengo haciendo. Unos días antes de venirme a Madrid pensaba, madre mía escribiré más que nunca (todo lo que escribo no queda guardado en el blog) y me sentiré inspirada como no me he sentido nunca. Y así ha sido, el pequeño problema llega cuando no me queda tiempo para plasmar todo eso en mi cuaderno o con las teclas, en forma de poesía, cuentos, reflexiones o simplemente palabras desordenadas que ordenan mi mente. Como dijo mi niño hace poco en su también poco actualizado blog (aunque se está poniendo las pilas), "se me escapan los segundos". Y me he prometido a mi misma y os lo prometo también a vosotros, que actualizaré mucho no, con muchísima más frecuencia el blog. Porque me gusta, porque me conecta con el mundo, con mis amigos que están lejos, conmigo misma, con desconocidos...
Mañana hará dos semanas que estoy en Madrid y poco a poco parece que todo se va poniendo en su lugar. Aunque en algunas cosas, como por ejemplo escribir, siento que no estoy en mi casa, con mis cosas, mi tiempo (sobre todo eso, me falta tiempo) para poder ponerme a escribir tranquilamente. Aunque también me faltan esos interminables viajes en metro camino del trabajo a casa o al revés, en los que sacaba mi libreta y creaba mi burbuja de intimidad (aunque cuando la de al lado miraba lo que escribía no me sentía tan sola claro) para poder escribir. Eso solucionará el día que encuentre trabajo. Sin embargo, una de las cosas que he ganado viviendo en Madrid con mi niño es que siempre hay alguna guitarra por casa: en el salón, en una habitación, en el sofá... y además, ya no escucho tanta música enlatada. Ahora dispongo de música en vivo y en directo en casa. Y es genial que la banda sonora de tu hogar sea tu chico a la guitarra... y de vez en cuando, me arranco a cantar. Evidentemente lo hago bastante mal. Me conformo con no desafinar y no meter muchos gallos, por eso solo me arranco con aquellas canciones que llevo escuchando tanto tiempo que puedo hacer hasta los coros. Y también, a veces me arranco a maltratar la guitarra española. Porque es lo que hago, aporrearla sin ningún tipo de ritmo ni sentido. Ni siquiera mis manos son capaces de hacer un Do. O un Mi, porque esa es otra, me enseña una nota y la "hago" pero no se muy bien qué nota es... mi menor, fa sostenido... bufff... demasiado para mi. Y por si fuera poco, creo que tengo las manos demasiado pequeñas para tocar la guitarra (y yo decía que quería aprender a tocar el piano... ja!) porque poner mi meñique en la quinta cuerda (la de abajo, para los incultos como yo) es incompatible con poner el indice en la segunda... y cuando lo consigo, me entran rampas en las manos!! Está claro que lo mío son los pies al ritmo de 1-2-3 y 5-6-7 y 8. De todas formas no me voy a rendir y seguré intentándolo, si no es que se agota antes la paciencia de mi maestro.
Desde hace muchos años, uno de mis programas favoritos de radio es La Nit dels Ignorants, de Catalunya Radio. De forma intermitente, ha sido siempre uno de los programas con más audiencia de esta emisora y por él, han pasado al menos que yo sepa, tres presentadores. Lo emiten por las noches entre semana sobre las 12 o la 1 de la mañana, después de Els Millors Anys (programa de deportes que también me encantaba escuchar). Para los que no lo conozcan, La Nit tiene un formato peculiar pero muy práctico también. La gente llama para hacer preguntas sobre el tema del cual tenga curiosidad o necesite saber, dudas, consultas, etc. Por ejemplo, a mi me gustaría saber dónde puedo encontrar panellets en madrid. O también, la gente pregunta sobre metereología, moda, calles, historia, cursiosidades, etc. Y quién conoce la respuesta o sabe dónde podría encontrarla, llama y lo dice. Y yo desde pequeña me enganché y si no me he dormido antes de que empice, cagada de pastoret como dicen porque entonces ya no me duermo ni de coña. La gente pregunta cosas realmente interesantes y las respuestas lo son más aún y mira, se aprenden muchas cosas que ni si quiera una se ha cuestionado nunca.


Y ahora tengo un pequeño problemilla. Desde mi radio de Madrid no pillo catalunya radio y no puedo escuchar la Nit del Ignorants y a ver, dormirme me duermo porque entre mis mil búsquedas y el cuerpo que tengo a mi lado abrazándome cada noche, ahora me duermo nada más caer en la cama. Pero mira, son cosas que no imaginaba que echaría de menos...


Y os dejo con la canción que le sirve de sintonía a este programa. Se titula Good Night y es de lo Beatles. ¿No os entran ganas de meteros en la cama, arropados hasta la cabeza bien calentitos? Da gusto la radio por las noches...



Os deseo dulces sueños a todos.
Ayer por la noche, el Palacio de los Deportes de Madrid acogió a los grandes Eva Amaral y Juan Aguirre en concierto. Y dos locos de remate cantando y saltando hasta perder el aliento y la respiración en medio de 30.000 personas por lo menos. Yo nunca había estado en un concierto de Amaral y me moría de ganas... un gran principio de subidón y un final super íntimo, ellos dándolo todo y las mejores canciones de estos 10 años de historia del grupo hicieron de estas 3 horas aproximadamente, uno de los mejores conciertos de mi vida. Y entre los focos, la gente, el calor y las cervezas, sonó esta canción, que se la dedico a Bego, Mikel y David, que esté dónde esté siempre van a mi ladito con cada paso que doy en esta ciudad.


Escribo desde un locutorio (aún no tengo mi portátil) entre búsqueda de piso, búsqueda de trabajo, búsqueda de cursos...

Sólo quería informaros que hasta dentro de unos días no podré actualizar decentemente, tal y cómo me gustaría. Tengo mil cosas que escribir y que explicaros. Sensaciones y experiencias nuevas en sólo unos pocos días de mi nueva etapa en Madrid y prometo compartirlas con vosotr@s.

Muchos muchos besos y abrazos a todos... os echo de menos!!

Escuchando: Calles de Madrid de Quique González con Rebeca Jimenez (Kamikazes Enamorados).
No se cómo hacerlo

Llevo varios días dándole vueltas a algo y sigo sin haber encontrado una solución. Las horas que me quedan en Barcelona hasta dentro de un tiempo están contadas y mi mente no para de dar vueltas. Por un lado pienso en lo mucho que me encanta ir a vivir a una ciudad nueva. Ir de la mano de la persona que me acompaña, poder reencontrarme con viejos amigos y con otros nuevos me hace sentir menos sóla en una ciudad tan grande. Una ciudad gris e infinita en la que si no te mueves, te quedas clavado para siempre. Por otro lado, me ilusionan los nuevos proyectos profesionales que emprenderé sóla o acompañada, haciendo tarde o temprano realidad una H más sonora que nunca y que retumbará en todos los oídos. Además, me siento muy feliz al pensar que vuelo del nido para aterrizar en mi casa. Un hogar que poco a poco y con esfuerzo construiremos. Me hace muy feliz compartir techo, nevera, cama, ducha, caminos, piedras y flores con mi compañero de vida. Pasear juntos de la mano en esta gran aventura. Y sin embargo no puedo dejar de entristecerme un poco al pensar en lo que dejo... o mejor dicho, en lo que se queda. Porque no dejo nada, me lo llevo todo muy adentro. Y no se cómo hacerlo; cómo decirles lo mucho que les extrañaré y lo mucho que les necesito. Lo culpable que me siento a veces por no poder cuidarles de cerca a partir de ahora. Lo mucho que añoraré sus olores y sus abrazos, su tacto y sus sonrisas, sus miradas, sus voces y sus silencios.

Y todo esto lo intento plasmar en un bello texto que resuma lo que siento, sobre todo, qué siento por las personas, las costumbres, los lugares que ya no veré cada día. Como una despedida... pero yo no se despedirme, porque nunca he sido yo la que se va. Me fui una vez pero no dejé a nadie practicamente diciend "adiós" a mis espaldas. Al contrario, siempre he sido yo la que se ha quedado en el andén. Y por una vez soy yo la que se marcha en tren y no se cómo comportarme, cómo sentir ni qué decir. Sólo Gracias, lo siento, os quiero, hasta pronto...
Nada que ver con la común historia
nadie me quiere y todas esas cosas.
Ella fregaba suelos, nunca se compró ropa,
por darle un buen colegio multiplicó las sobras.

Cuál sería el instante, quién le enseñó estas cosas
cuando probó la muerte y amaneció entre sombras.

Qué te puedo dar, que no me sufras
qué te puedo dar, que no te hundas
Que no vea en tus ojos reflejos de cristal
que me mata tu angustia, que me puede tu mal
Qué te puedo dar.

Quiso ayudarle, sin saber ni cómo
y aunque no pudo, fue vendiendo todo.
Pero todo era poco para un saco sin fondo.
Un golpe a una farmacia, algún pequeño robo.

Ya de vuelta en la casa del hospital sabía
que más pronto que tarde la herida se abriría.

Qué te puedo dar, que no me sufras
qué te puedo dar, que no te hundas
Que no vea en tus ojos reflejos de cristal
que me mata tu angustia, que me puede tu mal
Qué te puedo dar.

Con la prudencia que dá la locura
buscó los datos, aclaró sus dudas.
Con un último esfuerzo, le compró la más pura
y al mirarle a los ojos, se le borró entre bruma.

Él creyó que soñaba en el fugaz instante
en que acabó su tiempo abrazado a la madre.

Qué te puedo dar, que no me sufras
qué te puedo dar, que no te hundas
Que no vea en tus ojos reflejos de cristal
que me mata tu angustia, que me puede tu mal
Qué te puedo dar.

Qué te puedo dar, que no me sufras
qué te puedo dar, que no te hundas
Que no vea en tus ojos reflejos de cristal
que me mata tu angustia, que me puede tu mal
Qué te puedo dar.

Víctor Manuel
Buscando por la red agencias de publicidad, he encontrado esta curiosa noticia en el blod de Tiempo BBDO. El artista sueco Erik Nordenankar ha creado este impresionante dibujo que a día de hoy es el más grande del mundo: tanto como el globo terráqueo en tamaño real. Ha dibujado su autorretrato a gran escala con un GPS y una maleta que envió a través de DHL. Trazó el recorrido y ésta viajo por más de 62 países en los 6 continentes durante 55 días recorriendo más de 110.000 kilómetros.

Aquí os dejo el dibujo en cuestión y en el Blog de esta agencia encontraréis un vídeo que resume todo el trayecto de la maleta. Como ellos dicen, un gran dibujo pero también un gran campaña de publicidad para DHL que seguro no ha pagado ni un eurillo por todo esto.



Según un mail que he recibido esta mañana, hoy es el día de Les Dones Molt Guapes i Llestes Que T'hi Cagues... y yo conozco a muchas así que desde aquí, felicidades a todas!!
Estoy enferma

Pero además de estarlo físicamente (gripe, otitis, afonía...) creo que soy una enferma del aire libre. Entre unas cosas cosas y otras, llevo una semana entera sin ir a trabajar. El martes pasado me dieron la baja por una de esas gripes que sólo yo puedo coger: casi 40 de fiebre, mocos para dar y vender, una tos con la que no duermo ni yo ni los pobres vecinos de Sant Andreu... Las pillo que son impresionantes y además, las pillo todas con lo que no me las quito en todo el invierno. El año pasado me costipé en septiembre-octubre y no me recuperé del todo hasta bien entrado abril, así que os podéis hacer una idea de cómo las pillo. Por eso y cómo el año pasado lo pasé tan mal, este año a los primeros síntomas he ido al médico y me he quedado en casa haciendo bondad (más que nada porque la semana que viene me voy y estaría bien irme sana...). Esta bondad duró hasta el sábado que mi menda no podía más y por supuestísimo no iba a anular su fiesta de Hasta Luego (básicamente porque no creo que ni a mi entierro vuelva a venir tanta gente). Pero claro, el domingo... Ay el domingo cómo estaba. Pues para morirme. Voy (otra vez) al médico (allí ya me hacen la ola cuando llego y todo) y me dice que ahora tengo otitis (¿perdona?). Sí y además una obstrucción de caballo de las vías respiratorias. ¿Cuáles? Preguntó mi santa madre. Todas señora, todas... ¿Y ahora qué? Pues otra semana más de baja... No puede ser, con la cantidad de cosas que tengo yo que hacer antes de irme, con una boda de por medio incluída, y yo de baja... Llevo una semana entera en la cama haciendo mandalas (que me encantan pero claro, se me terminan los Alpino), me he leído dos veces la Biblia, he escuchado 10 veces toda mi biblioteca de iTunes y os aseguro que es muy muy amplia, he hecho listas de cosas que me tengo que llevar, de lo que no, de lo que tengo que comprar... Ahora no se, si m duele más la espalda de estar tumbada o de la gripe. Y hoy, al fín después de tantos días, he salido a la calle y he ido al médico a reclamar mi alta. No señorita, aún no está recuperada del todo. Sí señor doctor sí, me voy a poner enferma de estar en casa!! Por eso digo que soy una enferma del aire libre... es cierto que no estoy del todo recuperada y que no me vendría mal hacer al menos un día más de reposo pero... necesito el airecillo de la mañana, necesito ir a trabajar, sentir el bullicio de la ciudad, del metro de la calle, las tiendas, la gente... necesito conversaciones inteligentes!!! Creo que ayer, empecé a hablar sóla y todo... y puedo estar enferma, pero no loca.
No gritó sorpresa ni nada parecido. Se acercó sigiloso, entre la gente, flotando por el aire para acercarse hacia donde yo estaba. Se agachó y me dijo al oído: "Cómo me lo iba perder, pequeña...".
Gracias. Gracias por la sorpresa, por el viaje, por venir y por cuidarme, por compartir y por llevarme.
No creo que hoy por hoy haya alguien que no conozca al protaginista de la mejor serie infantil de todos los tiempos: Pocoyo. Pocoyo es un niño pequeñito, un bebito vestido de azul que habla muy poco y lo que habla lo habla mal, o mejor dicho, lo habla como un niño real de su edad. Tiene unos amigos muy divertidos: Pato, Pajarito, Eli... pero sobre todo me gusta porque es un personaje muy muy real, que aprende cosas de verdad, que poco a poco va descubriendo valores y cosas nuevas. Es lo que tiene ser tía de un bebito de casi dos añitos y hermana mayor de una nenita de casi tres. De todas formas, lo que más me gusta de estos dibujos es el diseño, la animación en sí. Si tenéis a un niño pequeño cerca o lo habéis tenido alguna vez, os daréis cuenta al ver a Pocoyo que sus movimientos son idénticos. Torpe, con esas manitas gorditas, agchándose para cotillearlo absolutamente todo. Creo que están muy muy bien hechos y además es una producción y creación española. A mi personalmente, nunca me han apasionado Mickey Mouse y sus amigos pero miradme, con 25 años, hoy me he quedado en casa viendo un dvd entero con capítulos de Pocoyo acompañada por mi gripe y por mikel, el mejor pocoyo del mundo.

Os dejo uno de esos capítulos en el que Pocoyo descubre lo que es la radio.

Este es un spot de Quilmes, una famosísima cerveza argentina. Esta película está compuesta por canciones super conocidas en Argentina, al estilo de "El otro lado de la cama" en España pero en versión anuncio. Tal vez a nosotros en España estas canciones no nos digan mucho pero para los argentinos, este spot es como un recopilatorio de las canciones más emblemáticas del pop nacional. Espero que os guste. No es ninguna maravilla pero me ha gustado, simplemente.



Sau, Carles Sabater
Es una de las canciones escritas en catalán más bonitas que existen. Y por muchos años que pasen, por muchas veces que la escuchemos, a todos se nos pondrá la piel de gallina al escucharla... Porque es mucho más dulce decir T'estimo y amar en catalán.


Ni una semana en Madrid y ya iré al concierto que tanto tiempo estaba esperando...
El 4 de Junio de 2001 se creó en una ciudad del norte de España, la Sección Hispánica del Frente de Liberación de Enanos de Jardín (FLEJ). Esta mañana ha venido mi jefe explicándome que ha visto en una pared de Sant Cugat esta pintada y nos hemos puesto a investigar... su historia y azañas no tiene desperdicio. Se dedican a "liberar" a los enanos de jardín que, según ellos piden su socorro y auxilio. Los llevan de viaje y se encargan de hacerles fotos y hacerselas llegar a sus propietarios para que sepan que están bien. (Os suena de la peli Amelie?). Este frente de libración nació en Francia (joer, es que son raros...) para liberar a estos enanos que, según dicen, son enanos de verdad que han caido en algún tipo de maldición y se han convertido en Yeso.
El origen de los enanos de jardín en realidad están en la creencia de muchos pueblos de Europa que realmente los enanos existen y habitan los bosques. Empezaron a hacerse estos enanos de yeso para espantar a los de verdad (como un espantapájaros pero para enanos) para que no entraran en sus casa y realizaran sus habituales travesuras propias de la especie... En fín, demasiado surrealista para ser lunes.


El hermano que nunca tuve... ¡Felicidades!


Hacía tiempo que no les escuchaba y el otro día les recuperé y no me acordaba de lo mucho que me gustan... esta canción es preciosa y se que no es la más adecuada para dar la bienvenida al finde pero es que es tan bonita...
¡Qué me pongo!

Lo he descubierto esta mañana tras tirarme media hora (o un poco más quizás) delante de mi armario. Me he despertado con mucho, muchísimo frío. Como era temprano, estaba el cielo muy oscuro y además, como estos días ha estado lloviendo, pensaba que haría un día de invierno horrible. Pero mi crisis ha llegado cuando me he puesto un jersey un poquillo de invierno (tampoco mucho) y ha empezado a salirme urticaria por el cuerpo del calor que tenía. Vale, pues nada, no hará tanto frío, me pongo algo más finito... Después, me pongo un pantalón y otro y otro y otro... y todos me vienen grandes. Está muy bien eso de adelgazar porque con unos kilitos de menos una se ve más guapa pero claro, la ropa no te viene o sí pero pareces un saco de patatas. Bueno, hay uno que no está mal... zapatos. ¿Tendré frío con sandalias? Ya estamos en septiembre y... ¿tendré calor con zapatillas? La moqueta de la oficina hace que los pies me hiervan... ¿Y las bailarinas? Pues no me pegan mucho con estos pantalones y la camiseta... me cambio la camiseta. Uy no, esta es muy corta y esta tampoco porque está viejecilla y los borillones saltan a la vista... con esta se me transparentan hasta los huesos y con esta parece que me vaya al Apolo de fiesta...Y a todo esto llego tarde al trabajo pero Norma, no puedes ir en ropa interior... Buffff bufff y rebufff... hacía mucho tiempo que no tenía una de estas crisis de armario y toda la culpa la tiene el entretiempo ¿Quién se habrá inventado este concepto? Ahora vas por la calle y ves de todo: gente con abrigos y sandalias, otros con pantalones cortos y jersey de lana; pashmina y tirantes... parece que vayamos todos disfrazados y no me extraña. Por las mañanas hace un frío del carajo y por las noches también. Durante el día se está bien tirando a calorcillo si te pones un poco al sol o si vas un poco abrigado... en la oficina aún está el aire acondicionado y en el metro creo que han empezado a poner la calefacción... ¿Cómo no quieren que tenga estas crisis? Y por no hablar del bolso: yo suelo ser de las de bolso grande ande o no ande. Aunque reconozco que normalmente andan solos de la cantidad de cosas que meto: libreta, iPod, móvil, cleenex, neceser, monedero, llaves, gafas de sol, funda con mis gafas de ver, lentillas, tupper, manzana para merendar, minibocadillo para almorzar (que la economía no está para gastos)... y porque ya he desistido y no me llevo el libro (que normalmente son tamaño enciclopedia) que si no... entonces claro, a lo que íbamos. Éste bolso no que es muy pequeño (pero me pega con el calzado); este tampoco porque no que no me pega con lo que llevo pero pero es grande y puedo llevarlo todo... Cuando era pequeña siempre quise que en mi cole nos pusieran uniforme (ahora se que mucha gente me odiará) porque así no tenía que pensar qué ponerme por las mañanas. Ahora recuerdo que esta crisis de armario la llevo teniendo desde pequeña... al menos, no tenía que pensar en el bolso: en mochila cabía todo. Hasta los bocatas podridos que no me había ido comiendo a lo largo de la semana.
Es tiempo de cerrar cajones
tiempo de abrir maletas
para llevar sólo lo necesario
y dejar todo lo que pesa

Es el momento de ver
con los ojos que nunca he mirado
y abrazar los cuerpos
que siempre están a mi lado

Y decirles las palabras
que surgen de unos labios
con los que nunca he hablado
con los que nunca he besado

Ahora quiero recorrer
con los pies acariciando el suelo
de esta ciudad desconocida
que me ha dejado sin aliento

Mirar el cielo de un verano
caducado y un otoño
que nace con un viento renovado
llenándolo todo de melancolía
y aires de despedida

Mi homenaje al mar vendrá
en forma de susurros
a la orilla de una playa
llena de frío y marchita

Al oído del mediterráneo
le diré que siempre irá conmigo
porque nací de sus olas
y crecí entre sus brisas

Un último respiro de sal…

Los rincones más preciosos
de mi romántica ciudad
quedarán por siempre
escondidos en mis dedos
bajo llave entre mis frases

Y en cada uno de ellos
como un beso en los labios
cerraré los ojos para retenerlos
y capturarlos en mi retina

Mi ciudad valiente es
el único lugar en el mundo
en el que quiero ver
las raíces de mi futuro crecer.

Es tiempo de decir
un adiós sin despedida
hasta pronto compañeros
empieza mi nueva vida

Norma, Septiembre 2008
... que para muchos tiene el otoño, me gustaría sentirla. Es cierto que todo tiene un aire de romanticismo especial: esos colores entre rojizos, naranjas y marrones, las hojas de los árboles secas por las calles, el viento fresco de un invierno que se anuncia, lluvias de manta y sofá, anocheceres prematuros... No es que no me guste esta estación, porque realmente crea paisajes maravillosos en la naturaleza, pero me trae olores de melancolía y tristeza, soledad, vejez, avandono... El sol, tan importante en mi vida y en la de los mediterráneos, se verá legañoso y los pocos rayos que se dejarán ver a partir de ahora, estarán débiles y sombríos tapados por las nubes. Dicen que es la estación más propicia para los creativos (en general)... escribimos, componemos, dibujamos, inventamos mucho más y es cierto. Además, se empiezan a ver las castañeras en las esquinas, el humo saliendo de las chimeneas, las luces de las calles encendiéndose antes, charcos para saltar en ellos, montañas de hojas secas en las aceras - para saltar sobre ellas también - la gente caminando arrastrada por la rutina... alguien me dijo una vez que me enseñaría el encanto del invierno (que para mi empieza en otoño) y eso espero...
La Mercé ha llegado y para mí es la mejor despedida que me podía dar mi ciudad. Música y fiestas en la calle desde el 18 al 23 de Septiembre. Este año, mi apuesta son:

- 19-09-08: Facto delafé y Las Flores Azules a las 21.30 en Plaza real.

- 20-09-08: Mishima y Antònia Font a partir de las 19.30 en l'Antiga fábrica d'Estrella Damm y Love of Lesbian a las 21.30 en Plaza real.

- 23-09-08: Russian Red a las 22.30 en Plaça del rei.

Y seguro que por el camino me encuentro con gente conocida que me dice "Ey Norma!! vente a tal concierto o tal otro..." y me voy... porque me encanta la música en directo y conocer grupos y estilos nuevos y diferentes. Para eso están los festivales... para disfrutar, pasárselo bien y aprender.
Nos vemos en la calle, para la Mercé.

Ah! Y se me olvidaba... esta noche jueves, en la sala Luz de Gas actúan gratis a las 21.30 Ruido Blanco. Un grupo de aquí de Barcelona que alguna vez os he mostrado... empieza la acción!!
Aquí os dejo el corto de presentación de la 10ª edición de BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente). Si buscáis en Youtube encontraréis otros cortos de ediciones anteriores. Éste me pareció muy divertido...

Sobre las tradiciones
Estos días me estoy dando la oportunidad de pasar un poco más de tiempo en casa, o fuera de ella pero con la gente de mi hogar: mi madre y mi abuela. Hasta hace poco no pasaba mucho tiempo con ellas y no porque no quisiera. Siempre tenía planes o algo que hacer con otras personas y no valoraba hacer nada con ellas porque sabía que siempre estaban allí. Pero día a día se cerca el momento de mi marcha y esto me ha hecho pensar. Y supongo que a ellas también. Hasta hace poco incluso habían dejado de contar un poco conmigo porque pensaban que tendría otras cosas que hacer. Pero desde hace unas semanas parece que nos hemos unido más que nunca. Y a este tiempo que nos queda hasta que me marche tan lejos, le he llamado "Tiempo de preparación". Es un tiempo para mí, para prepararme mis maletas, preparar mi viaje, praparar lo que dejo, lo que me llevo... y para ellas, para prepararse para ser una menos en casa. Y esto, en vez de hacerlo con lágrimas y nostalgias prematuras, lo están haciendo en forma de legado. Sin darse cuenta, están enseñándome a hacer cosas que antes no se habían preocupado tanto por enseñarme. Cosas prácticas para el día y muy necesarias para la supervivencia. Y a ver, desde hace mucho tiempo yo solita me hago mis cosas pero estoy descubriendo otras que no tenía ni idea. Por ejemplo, algunos trucos de conservación de los alimentos, de cocinillas, de limpieza, de electricidad (tres mujeres solas aprenden a vivir sin hombres que arreglen enchufes), etc. Y esta información para mí, no tiene precio. Están dándome en herencia sus conocimientos como mujeres válidas, sólidas, fuertes e independientes. Y esto es una tradición que ojalá no se pierda nunca... hoy me han hecho uno de los regalos más importantes y dulces de mi vida. Mi abuela me ha entregado una vieja caja de galletas de lata llena de botones, agujas, imperdibles, hilos, un dedal... durante este tiempo ha estado preparndo mi caja de costura. Os parecerá anticuado, retrógrado e incluso machista. Pero para mí, ha sido el regalo de despedida más bonito que podrían haberme hecho jamás.

Sólo hay una cosa mejor que escribir un cuento...
ser su protagonista.
Esta mañana, después de descubrir que el mundo no se había terminado, me he despertado pronto con un fresquito muy agradable y he bajado a Gos. Con la llegada del otoño y el viento que ha hecho últimamente, han caído muchas hojas ya secas de los altos plataneros de las calles de mi barrio. Grandes y secas hojas, arrugadas que se acumulan en montones. Era temprano y como es día festivo, no había nadie en la calle ¿Y qué he hecho yo? Pues ponerme a saltar como una loca encima de las montañitas de hojas secas. ¡Qué ruidito tan placentero! Unos cuatos saltos descargando malas energías y he continúado mi paseo canino. Eso sí, con una sonrisa que no me cabía en la cara. He llegado a casa, he hecho café con leche y tostadas (el mejor olor de las mañanas) y me he puesto a trabajar. Un par de horitas y después, de paseo por Barcelona con las mujeres de mi vida (aunque faltaba una). Arc de Triomf, Monumento a Lluís Companys, Sant Pere més Alt, Via Laietana, Argentería, terraza con tapas, Santa María del Mar, El Fosar de les Moreres, Passeig del Borne, Comerç y taxi para casa. Un ratito de siesta y he seguido trabajando. Después, una buena cena con mi buena amiga Nere. Conversación de todo tipo y muchos recuerdos. Al salir del metro, un diluvio ha caído sobre mi, pero yo, en lugar de ponerme bajo los balcones o correr, he caminado despcito, sintiendo la lluvia caer sobre mis hombros, cn mi caja de música a todo volúmen y disfrutano del fresquito nocturno. Y ya ha pasado el dia de fiesta más importante para Catalunya (compitiendo con sant Jordi). Hoy ha sido un día bien diferente al que pasé el año pasado. Con otras personas, medio trabajando, sabiendo que tal vez sea el último 11 de septiembre en Barcelona en mucho tiempo... pero me siento feliz. Esta mañana he saltado encima de un montón de hojas secas de otoño y soy feliz y esta noche he dejado que me llovieran gotas de otoño en la cara... ¿Qué más puedo pedir?

Dicen que hoy será el día del fin del mundo...
Un chaleco negro
Un piercing en la nariz
Mi tatoo de mariposas en el brazo
Unas converse negras
Unos pitillos bajos de cintura
Un bolso de piel marrón enorme
Mis gafas de sol blancas
Mi ordenador portátil
Un concierto
Saber cantar
Un móvil nuevo
Un iPod nuevo
Algunos cd's y dvd's
Conexión rápida de internet
Traslado Viniziano
Una bici de paseo de color rojo con cesta
Los zapatos retro del escaparate
Unas botas de tacón
Nuestro piso nuevo
Un regalo para todas las personas que quiero
Que termine mi dolor de cabeza...

No me considero demasiado materialista, o al menos hasta el momento de crear esta lista. Pero mira, soy humana y tengo mis caprichos... Aunque todo eso se podría resumir en un solo "quiero" que se cumplirá dentro de muy poco y que no es ningún capricho.


En este fin de semana, lleno de dolores de cabeza constantes, dormir y sofá, he tenido la oportunidad de ver esta película que tenía desde hace tiempo, muchas ganas de ver. Sabía que emocionalmente tal vez no fuera el mejor momento pero hay que ser fuerte en los momentos más bajos. Y qué decir de "Los chicos del coro"... un canto a la vida, a la esperanza, al amor, a la amistad. Te hace pensar que, hasta en el Fondo de Estanque (nombre del orfanato) hay un hilo de luz hacia el futuro y que todos nos merecemos las mismas oportunidades, cariño, respeto y amor. Una película preciosa, con una banda sonora aún más bella y una dirección de fotografía cuidadísima. La luz, la ambientación... me ha enamorado. Y aquí os dejo una de las piezas que cantan los chicos del coro. Muchos de los niños que aparecen en este vído también son niños de la película, pequeños grandes profesionales con un talento fuera de lo normal.
Algunas personas dicen que soy una obsesa de los olores... y creo que es cierto. Muchas veces me sorprendo metiendo la nariz en lugares dónde ya desde el principio, no debería meterla (y que no se me entienda mal por favor...). Por ejemplo, abro la nevera y digo: "Huele mal". Alguien se acerca y dice que no. pero ahí me quedo yo, buscando qué es eso que a mi me huele mal... y lo encuentro!! Siempre lo encuentro... Otro ejemplo es cuando encuentro una camiseta o me la dejan. Mi primer impulso es cogerla, acercarla a mi cara, cerrar los ojos y sumergirme en los aromas personales que desprende. Y no me refiero a ese olor personal de humanidad... me refiero al olor personal, particular, inigualable e intrasferible de cada persona. Me encanta acercarme a las personas y olerlas en un abrazo, reconocer su aroma que siempre es una mezcla de colonia (normalmente solemos utilizar la misma), el suavizante de la ropa, el champú, desodorante... y ese olor de la piel que cada uno de nosotros tenemos y que es irrepetible. No sabéis lo que se siente cuando quedas con alguien en un fnac y la encuentras siguiendo su aroma... Otro olor que me fascina es el de la cocina. Pero no el de fritanga, no! El olor a cebolla frita, el de café recién hecho, el del caldo a fuego lento, muy lento, el de tostadas un domingo por la mañana, el de patatas al horno o el de la paella de pollo de los domingos. Cuando llego a casa, me encanta descubrir antes de entrar por la puerta qué se está cocinando... y pocas veces me equivoco. Me gusta también sentir que cada hogar, cada casa, tiene su propio olor, que como el de las personas es único. Una mezcla a las personas que viven en ella, a los ambientadores, al limpiador utilizado... Cada cosa tiene su olor, hasta las sensaciones o estados. Olor a despertarse, olor a sexo (vale, este es un olor físico), olor a invierno, a pueblo, a piscina, a campo, a día de playa, barbacoa, a tu almohada, a resaca... El olor de mi madre, el de mi hermana, el de la piel de bolso de piel favorito, el de su piel, ...
¿Me acabaré volviendo loca como el protagonista de El Perfume?
¿Porqué no tengo la misma capacidad olfativa cuando las "cosas" empiezan a oler a chamusquina y yo no las huelo?
El olfato es el sentido que posiblemente más nos haga viajar en el tiempo. Un recuerdo de infancia, una persona, un lugar... tal vez como soy bastante topo, tenga más desarrollado el olfato
¿A qué huele la felicidad?


Y sólo de ida...


Hace poco que la he descubierto y es una de esas que hace que se te ponga la piel de gallina aunque no entiendas muy bien su significado... gracias por todo, por estos días, por las coincidencias, por la complicidad, por la compenetración, por lo que queda...


Por si alguien no sabe quién es pero le suena la voz y el estilo, es el que canta la canción del Spot de Mahou, el del pueblo que se construye alrededor de un camión de cervezas. Pero esta canción en concreto me encanta...
Y nunca mejor dicho, porque verdaderamente lo es. Descubrí este encantador restaurante por casualidad hace ya unos cuantos meses y desde entonces, una vez al mes por lo menos, he ido a comer allí. No es muy grande en tamaño ni tampoco en precio pero lo es en variedad de platos y en el buen servicio. Está emplazado en una estrecha calle del barrio de Gràcia, en una antigua casa. El ambiente es muy íntimo y familiar porque de hecho la clientela es fija, la del barrio de toda la vida. Su cocina es de mercado, con sabores de toda la vida, de Catalunya y Mediterránea, pero mezclados de forma cuidada y valiente y regada siempre con buenos vinos. Tiene una terraza interior preciosa y su decoración es cálida y acogedora, como si estuvieras en casa. Porque de hecho, el menú de cada día, con bastantes platos para escoger, está compuesto de forma muy equilibrada; muy sano y barato. Siempre que podemos nos escapamos a medio día para tener conversaciones tranquilas, ralajadas... y se puede fumar sin encontrarte en ningún momento el ambiente cargado. Para mí la Troballa significa tener unos días de felicidad especial en Barcelona y os lo aconsejo a todos porque vale la pena. Lo malo es que si queréis degustar sus sabores, tendréis que esperar hasta el 1 de septiembre porque está de vacaciones.
La Troballa
Riera de Sant Miquel, 69.
Debajo de Travessera de Gràcia.
De la primera vez que te vi
sólo recuerdo que sentí miedo
porque enseguida comprendí
que contigo, compañero,
la vida sería más complicada
pero mucho más divertida.

Una mirada desconocida
Con una intensidad extraña
Me perdí con dos luceros de alba
Que me llevarían por dónde yo esperaba.

Tu me dijiste lo que harías,
yo te adiviné qué pasaría
y con el transcurso del tiempo
ninguno de los dos nos equivocamos.

Caminos que se cruzan y se descruzan.
banderas que se alzan y después se queman.
Poemas tachados tras ser escritos,
cuentos de sueños olvidados.

El miedo de no hacer lo correcto
la presión del qué dirán
la costumbre de agachar la cabeza
arrastrando la frente sin ver más allá.

Duele la espalda de llevar
la pesada maleta del pasado
hasta que la he conseguido dejar
en un andén abandonado.

Dónde cogiendo un tren que volaba
me he subido con un gran salto
a ese gusano que me llevará
por un camino de piedras y barro.

Pero si tu brazo fuerte me agarra
y tu paso firme me guía
acompáñame que te llevo
donde los sueños se confunden con la vida.

Dame la mano que nos vamos
por esta senda que estamos trazando
para que en nuestra alcoba seamos tres:
Tu, yo y el nosotros que formamos.

Norma, Agosto 08 (escrito hace mucho tiempo)

Felicidades pequeño.
Ahora suena:
Aunque tú no lo sepas
Paloma
Revolvió
Supongo
Hace unos días ya que he vuelto de mis mini-vacaciones por Mallorca pero la verdad es que desde que he pisado Barcelona, no ha parado ni un momento. Allí pudimos descansar, a pesar de las caminatas por la montaña. Playas de arena blanca, sol, autobuses, italianos, guiris gambas, amor, risas, martinis y un buen comer que nos caracteriza a los dos... Pero aún me quedan unos días de vacaciones antes de volver a los horarios interminables, las prisas, los nervios... de hecho, mi primer día de trabajo consistirá en un rodaje, en concreto, mi primer rodaje sola, solita sola. Sin director creativo ni director de arte. Eso sí, con una clienta tocapelotas que no parará de recordarme que no estoy preparada para realizar mi trabajo. Pero en fín, ese es otro tema. Antes del fatídico lunes, apuraré al máximo los días que espero estén llenos de playa, sol, amigos, mucho amor, descansar y fiestas, muchas fiestas. Y lo mejor de todo es que estos últimos días de vacaciones me han coincidido con los últimos días de las Fiestas de Gràcia, el famosísimo barrio barcelonés. Pero es que además, me estreno en la borágine de esta festividad porque desde que vivo en Barcelona no había venido nunca (es irónico que viniera cuando aún vivía en Valencia). Calles adornadas por los vecinos, conciertos en las calles, chiringuitos de comida y bebida, punkis por todas partes... la guinda del pastel del verano siempre la pone las fiestas de la Mercé (Septiembre) pero esto no es más que un aperitivo. Además, desde que llegué de Mallorca y durante dos semanas tengo a mi pekeño por Barcelona, para que podamos vivir todo lo que nos hemos perdido durante tanto tiempo; para que podamos disfrutar de nuestra Barcelona y él pueda enseñarme sus rincones favoritos (que curiosamente coinciden en sumayoría con los míos); para poder compartir techo y cama, cocina y libretas, canciones y cigarrillos... Y también, disfrutar de mi familia, que poco a poco pasa el tiempo se agota y en nada nos plantamos en octubre.

Este regreso, con la piel más morena y una sonrisa perenne en mi cara, me hace ver lo necesarios que son los días de desconexión con la rutina. Ahora se ven las cosas de otra forma...

La primera foto es, para mí, la imagen del descanso...
La segunda, la de los locas valencianas por Gràcia


...viajar hasta Mallorca...
... que necesito como agua de mayo y después, todo empezará a ser distinto. Hoy a las 15.01 horas empiezo mis deseadas, anheladas, necesitadas, esperadas, merecidas y cortas vacaciones. Cortas pero intentaré que sean lo más intensas posibles. Ya que por motivos familiares y caninos no puedo irme fuera, quiero disfrutar cada día tope y no ponerme de mal humor por tener que quedarme, por primera vez en mi vida, en la ciudad sin hacer ni un minúsculo viajecillo. A lo mejor, una escapadita de un día... pero eso, que no pienso ponerme de mal humor ni enfadarme con el universo porque hayamos tenido mala pata (y nunca mejor dicho). Playa cada día (me he hecho amiga de todos los "servesas frías" de la Barceloneta), mojitos en chiringuitos, algún museo, paseos por las sombras de las calles del borne a última hora de la tarde, ciudadela con guitarra... y disfrutar de su olor, de su sabor y su tacto suave durante casi un mes. Y como digo, después todo empezará a cambiar. Mi viaje, mi gran viaje empezará entonces. Supongo que por eso no me duele demasiado no hacer nada especial este verano. Estoy muy muy arriba, con mucha energía, con mucha ilusión, con miedo también pero muy segura. Me siento muy valiente y orgullosa y eso me hace sentir bien porque además este gran paso es lo más importante que he hecho en vida hasta ahora y además, no lo hago sola. Es un salto al vacío de la mano de la persona que he estado esperando siempre para darlo. 15 días para descansar y empezar con más pilas que nunca, preparándolo todo para el gran momento. Allí me esperan y aquí me empujan para que nunca tenga miedo a ser valiente y decidida...


Ey! Como lo sabía yo...
tengo lo que tú quieres...


Mala Rodríguez
Servesacolaguafantabiar...
Este es el sonido constante y penetrante de la playa de la Barceloneta en verano. Acompañado por "Masahe", "Jeremyyyy no me tires arenaaa...", "cocoooo, rico cocooooo", "henna Tauuuus", etc. Si no tienes uno cerca no te preocupes, escuchas al de dos metros más hacia delante o detrás y a la vez el de más allá. El otro día fui a la playa y estuve bastante rato sola (Ilonka como siempre llegó tarde) y la verdad, al principio me sentí extraña pero después me tumbé, cerré los ojos para intentar relajarme y sola, lo que es sola en soledad no me llegué a sentir ni un instante. Una de la cosas que más me gustan de ir a la playa es poder escuchar el sonido de las olas, la música del mar. En esta ocasión fue bastante imposible y mira que intentaba concentrarme. Entre el niño que le tiraba arena a la madre, entre dos mujeres sordas como tapias que hablaban para toda la playa, una pareja discutiendo, los vendedores de patatas, de coco, de bebidas, de pareos y faldas, masajistas tailandesas, tatuadores de henna... No me puedo quejar la verdad, me encanta la playa, el sol, el olor a mar, el tacto de la arena, la brisa y me siento afortunada de vivir cerca del mar. Y me siento además orgullosa de haber dado el paso de haber ido sola a la playa (ni siquiera sabía cuándo aparecería mi acompañante por allí). Este invierno decidí hacer cosas sin depender de los demás y disfrutar de mi soledad... en esta ocasión lo intenté pero muuucha gente me acompañaba y me pareció muy divertido.

Hoy me ha llegado una de las webs más divertidas en las que he entrado en mi vida... Si alguna vez os he comentado aquí las aventurillas del mundo de la publicidad, me quedaba corta. De verdad, hay gente muy inútil. Y no hablo sólo de los que están al otro lado de la agencia, o sea el cliente; si no de muchos diseñadores, copys, producers... pero lo que más me llama la atención, por supuesto, es la parte de los gerentes y directores de marketing, que siempre nos dan lecciones de cómo hacer las cosas. Ellos están sobradamente preprarados para realizar aquello a lo que se dedican, sin saber que nosotros... también.

Aquí os dejo algunas joyitas que encontraréis en esta magnífica web http://www.palabrastextuales.com/

"¿Cómo quieres que sea tu tarjeta de presentación?" - "Pues no sé... si supiera lo que quiero, ya lo hubiera hecho yo" - "Mmm... ok, ¿pero alguna idea de cómo lo quieres?" - "No, mejor tú haz muchos y luego yo te digo cuál de todos esos me gusta" - "Ok, sí. Yo luego te aviso" (Anunciante a su Diseñador, quien obviamente poco tiempo después lo abandonó)

"Quiero que ese hombre esté de frente" – "Errr… pero ¿cómo de frente si sólo se le ve la cabeza por la parte de atrás?" – "Pues reconstrúyele la cara en Photoshop" – "Ajá, bueno, no. NO tenemos su cara ¿sabes?" – "Ahhhh, ya entendí, bueno, a ver, te lo describo y tú le dibujas en el Photoshop. Tiene la naríz regordeta..." (Anunciante, a Diseñador bastante estupefacto).

"Tienes que eliminar todos los acentos de todos los textos de nuestra web. Sólo así podremos aparecer los primeros en Google" - "No, eso no tiene que ver con el posicionamiento, además, parecerá que en esta empresa sólo trabajan analfabetos" - "Bueno, tú quita todos los acentos y pon un mensaje a pie de página que diga que esta web está optimizada para Google y que perdonen las molestias por si encuentran alguna falta de ortografía" (Empresa de tecnologías para Internet, Gerente de la compañía a Responsable de Comunicación)

Dedicado a todos aquellos que se dedican al mundo de la publicidad.
Esta es la primera entrega de una nueva sección que hoy estreno para "Donde habita el olvido". En ella dejaré llevar mis dedos para reflejar en la pantalla lo que mi mente va reflexionando. Lo que ves en l metro, en el trabajo, una conversación, una película... todo nos hace pensar y reflexionar y aquí es dónde yo dejaré mis reflexiones. No prentendo más que comentar lo que veo por el mundo y las conclusiones o no que extraigo de ello y si os hago reflexionar a vosotros, mucho mejor. Vivimos en un tiempo de inmediatez en el que casi no tenemos ni tiempo para pararnos a pensar un poquito en aquello que nos llama la atención. Y por eso decido inaugurarla con este texto, porque es la manera en la que yo suelo reflexionar... con las palabras.

La seducción de las palabras
Muchas veces habré escrito en este blog lo mucho que me gusta escribir. A pesar de los horarios, de los ritmos frenéticos, de la presión, de salarios injustos, de no tener horarios, de las prisas y las exigencias, me siento super orgullosa de trabajar en lo que más me gusta: crear y escribir. Y me dedico a esto porque, desde bien pequeñita hay algo que me ha seducido por encima de las demás cosas: Las palabras. La palabra escrita, la palabra cantada, la palabra dicha, la palabra callada. Las grandes palabras que dicen mucho, las pequeñas que a veces lo dicen todo. Las palabras que dicen más por ser silenciadas y las palabras gritadas al viento. Palabras de lucha, que perduran el tiempo; palabrs de amor, escritas con tinta de sangre; palabras de historia, para aprender de ella; palabra de futuro, para construirlo con proyectos. La palabra a través de las ondas de radio y las escritas en las páginas de los diarios. La palabra que llena de voz un pentagrama y la palabra de miles y millones de historias en las páginas de los libros. Y esas historias son las que gente com yo, vamos escribiendo en nuestras libretas. Y serán historias que tal vez no lleguen a nada, pero tienen derecho a ser escritas. Son vidas que necen de nuestras mentes, que les damos corazón y alma, un cuerpo, un nombre... y si queremos las matamos. Pero sobre todo, viven en nosotros, en nuestro interior. Una vez me dijeron que para ser una buena escritora, primero tenía que ser una buena lectora. Y leerlo todo, hasta, como dicen, los laterales de los cereales. Me gusta pensar a veces como, las palabras que significan dulzura, miedo, odio, alegría, placer... sus letra en sí ya son cómo el significado de la palabra que conforman... me seducen, me atrapan, me realajan, me envuelven y a veces me matan... quiero dedicarme toda la vida a esto. Y si no puedo, a menos que no me corten las alas de seguir creando, en mi humilde libreta, las historias que revolotean en mi mente.