Es tiempo de cerrar cajones
tiempo de abrir maletas
para llevar sólo lo necesario
y dejar todo lo que pesa

Es el momento de ver
con los ojos que nunca he mirado
y abrazar los cuerpos
que siempre están a mi lado

Y decirles las palabras
que surgen de unos labios
con los que nunca he hablado
con los que nunca he besado

Ahora quiero recorrer
con los pies acariciando el suelo
de esta ciudad desconocida
que me ha dejado sin aliento

Mirar el cielo de un verano
caducado y un otoño
que nace con un viento renovado
llenándolo todo de melancolía
y aires de despedida

Mi homenaje al mar vendrá
en forma de susurros
a la orilla de una playa
llena de frío y marchita

Al oído del mediterráneo
le diré que siempre irá conmigo
porque nací de sus olas
y crecí entre sus brisas

Un último respiro de sal…

Los rincones más preciosos
de mi romántica ciudad
quedarán por siempre
escondidos en mis dedos
bajo llave entre mis frases

Y en cada uno de ellos
como un beso en los labios
cerraré los ojos para retenerlos
y capturarlos en mi retina

Mi ciudad valiente es
el único lugar en el mundo
en el que quiero ver
las raíces de mi futuro crecer.

Es tiempo de decir
un adiós sin despedida
hasta pronto compañeros
empieza mi nueva vida

Norma, Septiembre 2008

Comments (4)

On 10:55 a. m. , Inalambric dijo...

Norma, realmente bonito. No se como lo haces pero escribes muy bien. Te contrataré para que me hagas una canción y yo hago la música! jajaja

Por cierto, harás una fiesta de despedida no?

 
On 11:17 a. m. , Norma dijo...

Sí, haré una despedida pero no se ni qué haré ni dónde... Edu vendrá, si quieres venir a tomar una copa...
Me alegra que te guste pero es lo que siento, simplemente...

 
On 11:38 a. m. , Inalambric dijo...

oye oye, que no estaba autoinvitando eh! Me refiero a que yo si me fuera de esta bonita ciudad haría una fiesta a lo grandeeeeeee

 
On 11:44 a. m. , Norma dijo...

jajajaja
bueno es igual, si te apetece venir ya sabes... y no será una despedida porque no quiero despedirme, sólo una excusa para juntar a mi gente...