No creo que hoy por hoy haya alguien que no conozca al protaginista de la mejor serie infantil de todos los tiempos: Pocoyo. Pocoyo es un niño pequeñito, un bebito vestido de azul que habla muy poco y lo que habla lo habla mal, o mejor dicho, lo habla como un niño real de su edad. Tiene unos amigos muy divertidos: Pato, Pajarito, Eli... pero sobre todo me gusta porque es un personaje muy muy real, que aprende cosas de verdad, que poco a poco va descubriendo valores y cosas nuevas. Es lo que tiene ser tía de un bebito de casi dos añitos y hermana mayor de una nenita de casi tres. De todas formas, lo que más me gusta de estos dibujos es el diseño, la animación en sí. Si tenéis a un niño pequeño cerca o lo habéis tenido alguna vez, os daréis cuenta al ver a Pocoyo que sus movimientos son idénticos. Torpe, con esas manitas gorditas, agchándose para cotillearlo absolutamente todo. Creo que están muy muy bien hechos y además es una producción y creación española. A mi personalmente, nunca me han apasionado Mickey Mouse y sus amigos pero miradme, con 25 años, hoy me he quedado en casa viendo un dvd entero con capítulos de Pocoyo acompañada por mi gripe y por mikel, el mejor pocoyo del mundo.

Os dejo uno de esos capítulos en el que Pocoyo descubre lo que es la radio.

Comments (1)

On 9:48 a. m. , Anónimo dijo...

jajaja, buenisimo!!! me he partido con el baile del pato!!!

ajajajaj

www.dudusstar.blogspot.com