Fue un necimiento tan especial y tan esperado que no podía ser de otra forma que el mismo día en que nació su madre pero trinta años antes. Hacía mucho frío y duró muchas horas, a mi me despidieron dos días después y yo fui al hospital sin haber dormido después de una noche de fiesta. Posiblemente no recuerde lo que comí ayer pero tengo muy claro lo que cené esa noche y todo lo que pasó. Mi hermana se conviertió en la madre de un niño precioso, divertido y muy muy grande. Han pasado dos años y le he visto crecer y durante esos años he compartido con Bego cosas que nunca había podido compartir antres con ella y que, por supuesto, no podría haber compartido con otra persona. Mi hermana es uno de esos pilares fundamentales en mi vida y Mikel, también. Porque les echo de menos, porque hoy es su cumpleaños (2 y 32) porque me lo paso genial con ellos y porque les quiero como a nadie en el mundo. Y esta canción... ellos saben porqué!!

MUCHAS FELICIDADES MIKEL Y BEGO

Comments (1)

On 3:44 p. m. , Bego dijo...

Hola mi niña, gracias por el regalito... menos mal que en el trabajo no tengo sonido y no he podido escuchar la preciosa canción que nos dedicas, de lo contrario me tienen que dejar unos cuantos pañuelitos. No estoy de crisis (aunque me eches un año más de los que tengo, ya te vale!!) pero sí un poco triste porque la vida nos sorprende a cada esquina con un cambio de rumbo y ale, a maniobrar se ha dicho deprisa y corriendo y casi con lo puesto... pero eso sí, me siento encantada con mis 31 y los 2 de nuestro pequeñete.