Es dónde yo vivo, concretamente en la Rambla de Sant Andreu o Rambla de Fabra i Puig. Me considero afortunada por vivir aquí y por muchas razones. Tal vez sí, esté un poco lejos de muchas zonas de interés de Barcelona y no tenga mucha actividad nocturna, pero tiene un encanto especial, igual que muchos otros barrios de Barcelona que antes fueron pueblos (Les Corts, Sarrià, Gràcia...). Os presento Sant Andreu, mi pueblo. Además de ser la localización principal de El Cor de la Ciutat (culebrón interminable de Tv3), es un antiguo municipio independiente con más de mil años de historia y que fue anexionado a Barcelona en 1897 (de los últimos junto con Sarrià y Sant Gervasi). Durante la época de la revolución industrial acogió en su seno, fábricas tan importantes como La Maquinista (actual C.C) y Fabra i Coast (actual Can Fabra, biblioteca y centro cultural). El "cor de Sant Adreu" está lleno de callejuelas peatonales en su mayoría, con casas de pueblo antiguas restauradas y con las aceras llenas de pequeños naranjos. Uno de los límites de este barrio barcelonés es La Rambla, la calle más emblemática e históricamente polémica de Sant Andreu. La polémica viene porque a finales de los años 60, el alcalde de entonces (Porcioles) decidió cargársela por completo (y con ella los árboles centenarios que en ella habitaban y su simbolismo), para construir una vía rápida. Durante más de 20 años, los "andreuencs" lucharon y protestaron para que les devolvieran su Rambla. Manifestaciones, firmas, cartas, pleitos... finalmente, a principios de los 90 los vecinos de Sant Andreu consiguieron que se la devolvieran. Y hoy en día, es una calle no muy larga (después de Meridiana ya no es Sant Andreu y la dejaron Vía rápida) pero llena de vida. Sobre todo ahora, en verano. A partir de la primavera los bares, heladerías y restaurantes, abren sus terrazas para que la gente disfrute del buen tiempo. No hay nada mejor que tomarse una horchata en la Jijonenca, o unas tapas en La Pubilla o unas cañas en el Café de Sant Andreu. Y ves la gente pasear, que se disputa las mesas y sillas como si de oro se tratase. A la sombra de los árboles (que ya son muy grandes y frondosos) o de las sombrillas, los andreuencs paseamos por ella mirando escaparates, charlando con uno y otros, comprando algo de fruta, mirando la cartelera del cine... Como he dicho, Sant Andreu no es un barrio ni "fashion", ni pijo, ni alternativo (aunque okupas hay bastantes), ni céntrico, ni con discotecas... simplemente es, Sant Andreu de Palomar.
La imagen es de la rambla a principios de siglo. Aparece "La Torreta", mítico bar que para poder estar en él, debes subir 3 pisos de escaleras. Gracias a mi abuela, que a pesar de su edad es una enciclopedia andante y una memoria prodigiosa, además de andreuenca de adopción.

Comments (1)

On 1:21 p. m. , Inalambric dijo...

Si te interesa ver "el antes y el después" de partes de Barcelona, te recomiendo esta web hecha por un amigo.

www.fotosdebarcelona.com

Un saludo
Jordi