Vacía pero muy llena
Triste pero inmensamente feliz
Aburrida pero entretenida
Cuidadosamente torpe
Dulce pero a veces amarga
Soñadora pero realista
Tranquila pero impaciente
Racional pero impulsiva
Superficial pero profunda
Frágil pero muy fuerte
Nada pero siempre todo
Llorar de alegría
Enfadarme por tu bien
Te quiero tanto que te comería
Calculando mis improvisaciones

Mi existencia es como una montaña rusa. Me siento vacía de muchas cosas y a la vez soy más feliz de lo que he sido nunca. A veces libre a veces atada. Tan pronto una sonrisa como una lágrima llena mis ojos. Y siempre así. Depende del día la botella estará medio llena o medio vacía.

Comments (3)

On 3:37 p. m. , ilia dijo...

te entiendo perfectamente!

 
On 11:30 a. m. , paloma Rodriguez Carreras dijo...

todos somos un poco así, no? muy blancos pero negros. supongo q sigues en el "campo" ;)
un besillo!

 
On 10:53 p. m. , Norma dijo...

Acabo de llegar de allí... tiaque paliza!! Eso sí, ahora ya no será Clara la experta en potingues...