Y mirad que lo intento... de hecho tengo tres entradas a puntito ya para ser publicadas, pero hay que hacerles cosillas aún y no, no puedo, no puedo... con mil trabajos, los amigos, este cansancio primaveral que me va a matar, la casa (aunque eso ni lo cuento), los viajes... Y no me quedo en silencio, porque tengo muchas cosas que decir, que contar, que enseñar, que compartir. Pero no puedo. Quiero y no puedo y ahora me he metido en otro proyecto nuevo (muy interesante, que me encantaría contaros) para pasar mis "horas libres". Prometo estar por aquí, de vez en cuando o muy a menudo... todo el tiempo que pueda. Porque el que quiero, es mucho.

Comments (1)

On 2:05 p. m. , Bego dijo...

y ya sabes lo que dicen: "el que quiere, puede".
Ay, niña, tanto trabajo...cuida tu tiempo, ya sabes que es esencial