En los últimos años, con la prolifereación de terapias alternativas, se ha desarrollado la llamada "risoterapia". Consiste en el tratamiento de algunas enfermedades o dolencias mediante la risa. Filósofos, psicólogos y médicos desde el antiguo imperio chino, han defendido la risa como método para superar bloqueos mentales y ciertas patologías.
Sin embargo, no quería hablar de la risoterapia como una técnica establecida, sino de la risa en general. Y es que últimamente y a pesar del estress, del cansancio y del dolor, me estoy riendo hasta llorar. Por ejemplo en el trabajo. El otro día sin ir más lejos, en una de esas reuniones eternas que hacemos los creativos emecitos, no podía parar. Además, mi compañera y yo nos mirábamos y no podíamos contenernos. Y un comentario tras otro y después de un rato largo, cualquier palabra nos recordaba al origen y volvíamos a reir. Y lo mejor es que en esos momentos, la creatividad fluyó y sacamos muy buenas ideas. A pesar del poco tiempo, del cansancio y del stress.
Hacía tiempo que no me reía tan a gusto. Ultimamente lo hago bastante y sin darme cuenta. Y cuando he acabado, en el cuerpo se me queda una sensación única, indescriptible. Un dolor placentero que recorre mi cuerpo y un por un momento, me siento bien.
Siento la pésima redacción, pero no doy para más ultimamente.

Comments (3)

On 8:27 a. m. , alex dijo...

El reírse es una gran terapia. ya sabes, siempre te pueden contar las penas ajenas pa pegarte unas buenas risas.

 
On 10:50 a. m. , Anónimo dijo...

Eso a reirse todo el mundo que es lo mejor.

 
On 1:55 a. m. , ilia dijo...

Pues si, ya me tocaba empezar a viajar q donde estoy la vida es muy aburrida!! Esa es mi terapia!!