No se si por ser catalana o por ser una alcohólica empedernida, el vino y el cava me va. Y me va mucho. Tanto que, uno de mis proyectos a medio plazo es hacer un curso de catas. Me gusta probar vinos nuevos e intentar experimentar lo que los enólogos nos dicen de cada uno. Me gusta sentir las imágenes que evocan sus sabores y sus olores con estos líquidos tan deliciosos en mi boca. No hay nada más especial que una buena conversación con una copa de vino o una cena tranquila y maridarla con una botella de vino. Todo esto lo digo porque hace unas semanas tuve la suerte de cumplir, de una forma breve, ese pequeño proyecto. Gracias a mi trabajo me dieron la oportunidad de catar uno de los mejores champagnes del mundo: Dom Perignon. Y no sólo eso porque además, durante un año, podré vivir de cerca cómo se organizan estas catas y vestirlas de conceptos, ideas e imágenes creativas. Esta es una de las razonas por las que me dedico a esto, a la publicidad. No sólo me mantiene en contacto con las últimas tendencias en música, cine y en las artes en general, si no que me enseña decoración, ciudades, lugares, maneras de sentir y de pensar. Me abre puertas a mundos en los que nunca había imaginado y me ha permitido cumplir, en cierta manera, uno de mis sueños: poder probar el mejor champagne del mundo. Posiblemente nuca pueda volver a saborear una bebida que cuesta más de 200€ la botella.

Comments (4)

On 10:09 p. m. , ilia dijo...

Bienvenida de nuevo!

 
On 11:03 p. m. , alex dijo...

ya te tocará algún multimarca...

por cierto, te importa que linke al blog desde el mio? o prefieres mantener a la gentuza alejada de aquí?

me voy al cine.

 
On 2:02 p. m. , Norma dijo...

mmmmmmmmmmmmmmm

está bien está bien. Pero procura que no me toquen muchos multimarcas eh?

Verás por fín Clarks 2?

 
On 2:15 p. m. , alex dijo...

vista. Pásese por el blog para leer reseña.