Es curioso cómo estas últimas semanas en las que he tenido todo el tiempo del mundo, he escrito menos que nunca. Pero ya no hablo de esribir en mis cuadernos... de eso ya ni me acuerdo! Hablo de postear en el blog. Levantarse a las 11 de la mañana, puede ser muy gratificante la primera semana. Irte a dormir tarde para ver Buenafuente, te acostumbras a la segunda semana. Y si por en medio están las fiestas de Navidad, pues ni te das cuenta de que el resto del mundo trabaja y ni te enteras. Pero cuando todo esto ha pasado; cuando te sientes poco realizada y cansada de dormir, de ver la tele y de hacer la compra como una auténtica maruja... tocas con los pies en la tierra y sientes la necesidad de trabajar. Resulta paradójico que a nadie le guste en el fondo trabajar (si si, a todos nos encanta nuestro trabajo pero estamos deseando que llegue el fin de semana y un puente)pero en el momento que dejamos de hacerlo por causas ajenas a nuestra voluntad, nos desesperamos por encontrar una ocupación rapidamente.
Mi solución ha sido despertarme cada mañana un poco temprano (a las 8.30-9.00 no nos pasemos tampoco), leer el periódico (con más profundidad), leerme las últimas noticias sobre el sector; intentar hacer algo con el desastre de mi book, mirar ofertas en infojobs... Como me dijeron hace poco, mi trabajo en este momento era "buscar trabajo".
Y por eso es una paradoja, porque a todos nos da pereza levantarnos pronto cada día, coger el metro, recibir órdenes (creo que de mis lectores, pocos son los que las dan), estresarnos, discutir, exigencias, sueño, cansancio, dolor de cabeza (llevo un mes casi sin una migraña), comida rápida... pero en el fondo, todos necesitamos trabajar y sentirnos útiles y realizados.
¿El trabajo dignifica? Pues no lo se pero yo lo echo de menos.

Comments (6)

On 9:05 p. m. , Anónimo dijo...

Lo importante es tener una buena disciplina. Yo me pasé un año currando en casa y me levantaba a las 8 cada día.
Pero espabílate a buscar un curro, no te recomiendo que estes mucho tiempo parada.

Creo que más importante que el tener trabajo o no, a mi lo que mas me molestaba era el no sentirme útil.

 
On 4:45 a. m. , ilia dijo...

Gracias por tu comentario, tu tb apareces en la foto, eh!! y gracias por lo del fin de semana helado, jeje!
Sigue el consejo de tu amigo pro no te agobies en la busqueda!!

 
On 9:14 p. m. , Paloma dijo...

reina! ánimos! seguro que dentro de poco estás quejándote de la cantidad de trabajo que tienes! ya verás! un beso gordo!
la espía que todo lo sabe :*

 
On 10:34 p. m. , Norma dijo...

jeje
Esa espía que si hablara, media BArcelona se sentiría aludida...jjajajja
Muchas gracias x vuestros ánimos
Estoy buscando trabajo y además ya he hecho dos entrevistas. Así que en realidad, todo va un poco mejor... la vida puede cambiarte con sólo una llamada.

 
On 12:54 p. m. , Anónimo dijo...

Hola Norma! No sabía que te habías quedado sin trabajo. Si me entero de algo te lo haré saber. Espero que lo demás todo bien. Un beso muy grande. Mercè

 
On 10:49 p. m. , PRINCESA dijo...

Niñataaaaaaa, que levanta el ánimo de una vez, y disfruta el momento que te quedan muchos años para currar, luego te quejaras del estrés...
Aprovecha para hacer cosas que te motiven sin ninguna otra obligación, cuida a tu mama y disfruta de ella que te necesita y una tia tan apañada como tu, no tendrá ningún problema de trabajar en lo que quiera... todo llega niña.
Un besote mi niñatilla