La moda y yo

Desde hace más o menos dos años (aproximadamente) entre la moda y las tendencias y yo hay una especie de muro grueso e infranqueable que nos permitía a las dos ( a la moda y a mi) no tener prácticamente relación. No es que nos lleváramos mal no, simplemente había una especie de ignorancia e indiferencia de la una hacia la otra. Y así vivíamos muy tranquilas cada una con sus avances y retrocesos, con sus desentones y sus recuperaciones de otras épocas, sin prestar demasiada atención lo que hacía la otra. También debo decir, no obstante, que aunque la relación se haya debilitado más aún en los últimos años, nunca ha sido demasiado buena y nunca me he sentido una víctima de la moda si no al contrario, he intentado ser yo la que la utilizaba a ella en beneficio propio.

Pero tampoco seré hipócrita y no negaré que mis trapitos me he comprado bajo los efectos indestructibles de la “hormona dominante” o de una depresión. Una de las razones por las que se creó este enorme muro entre ambas fue económico, evidentemente, ya que no podía permitirme comprarme unas botas de 300€ de esa temporada las cuales sólo me fuera a poner tres veces en todo el invierno. O un abrigo de color fucsia que por muy a la última que estuviera no me hubiera pegado con nada de mi armario… no es rentable verdad

Sin embargo, esta "mala" relación que tanto esfuezo me ha costado construir, se está viviendo abajo desde hace un par de semanas. Por un tema extrictamente laboral, debo documentarme, bucear y navegar por los blog y webs que hablan sobre moda, tendencias, pasarelas y demás temas de interés sobre todo femenino. Y esto ha hecho que se despertara en mi eso que llevaba tanto tiempo callado (enterrado): el interés por "lo que se lleva". En estas dos últimas semanas he decidido cortarme (un poco) el pelo, me he comprado un bolso nuevo, he ido de compras (un sábado por la tarde!!!!!) con Laurix que hasta ella está sorprendidísima y orgullosísima de mi y he empezado a ponerme algo de polvos restauradores por las mañanas...

Ahora es cuando pensáis: a) Norma , qué te pasa, no eres tú, no cambies porque estás bien cómo eres o b)Pero Norma, ¿pero cómo te atrevías a salir a la calle así? ya era hora...

Aclaración: ficción literaria licencia del autor

Escuchando: Mushaboom (Feist).

Comments (1)

On 12:17 p. m. , Anónimo dijo...

Pues yo no te voy a decir nada, al contrario, me parece genial que tengas contacto con la moda y que a la vez tu misma decidas. Y todos sabemos que lleves lo que lleves o vayas como vayas, eres y siempre serás NORMA ! TQ PEQUEÑA !