Ayer vi Piratas del Caribe: El Final de los Mundos. La verdad es que no me ha defraudado y es que, ¿quén no soñó de pequeño con ser pirata? Surcar los mares, no tener dueño, ni reglas ni lugar fijo en el que estar. Sólo tu propia ley y la ley del mar. Pero en realidad, lo que me hace reflexionar es lo mucho que nos pone a las mujeres los hombres con pintas de malos. Los canallas, el malo de pelicula, el gamberro del instituto... y los piartas son un ejemplo de esto. Y si uno de esos Piratas es Johnny Depp, no hay nada más que hablar. Qué hombre... El otro día lo vi en una entrevista y aunque las patas de gallo asomaran detrás de su sonrisa, no dejaba de tener ese encanto peculiar de niño malo de Hollywood, tansgresor inconformista que no se ha dejado llevar por la locura de la fama y ha sabido escoger las peliculas en las que participaba. Sólo debo decir con respecto a la pelicula, que aunque me haya gustado y se niegue la posibilidad de una cuarta entrega, deja muchos frentes abiertos. Así que... tal hayan Piratas para largo.

Comments (4)

On 9:02 p. m. , ilia dijo...

No la he visto y me muero de ganas! kien se apunta?

 
On 11:50 a. m. , Mire dijo...

M'han entrado ganas de ver la peli...aunque sea por lo bien que se cuida el Deep!
Te recomiendo una peli muy buena que hizo hace unos añitos "A quién ama Gilbert Grape" junto al DiCaprio.

 
On 12:19 p. m. , Norma dijo...

Siiiiiiiiiiiiiiii!!! Es buenísima y los dos actuan genial!! Y lo curioso es que el otro día, después de escribir el post, vi por casualidad el final de Eduardo Manostijeras... qué bonita eh???

 
On 12:51 p. m. , Mire dijo...

Buah que recuerdos... Eduardo Manostijeras formó parte de mis pelis preferidas de la infancia conjuntamente con Grease y Mary Poppins!